El Monasterio Servitano

distante casi dos kilómetros de la ciudad romana, las excavaciones han puesto al descubierto la Planta de un gran edificio de 50x45 m., que los estudiosos, dadas las características de sus diversas dependencias, no han dudado en identificar corno un monasterio.

El Monasterio Servitano

A la antigua ciudad de Ercávica había arribado en torno al año 570 el abad Donato, acompañado de "cerca de setenta monjes" procedentes de un monasterio del norte de África, en el que sufrirían todo género de vejaciones y amenazas por parte de las tribus moras del interior.

No se hace alusión alguna al lugar en que se establecieron el abad Donato y sus monjes y durante mucho tiempo se pensó que habría sido la ciudad valenciana Játiva (Setabi, en latín), el lugar en que habría estado ubicado el Monasterio Servitano. Hoy todo aparece claro y evidente: al escrito de Eutropio, De districtione monachorum, en el que responde al obispo de Ercávica, Pedro, bajo cuya jurisdicción se encontraba el monasterio, se han unido las excavaciones llevadas a cabo en el llamado Vallejo del Obispo, así como la "cripta" excavada en el roquedal en que reposaron los restos del Santo y de la que habla san Ildefonso, no dejan lugar a duda alguna.

Tumba de piedra del monasrerio
Tumba de piedra del monasterio